sábado, enero 21, 2012

Y tu, ¿por qué dibujas?

Dibujo tragaperras

Ese señor gastándose los cuartos en la máquina tragaperras es el dibujo más importante de mi vida.

Muchas veces me preguntan ¿por qué dibujas?

Hace unos 5 años lo dejé. Estaba a otras cosas y apenas tenía tiempo de hacer nada. 

Trabajaba en una cafetería. Solía venir un tipo extraño. Agarraba un taburete, lo plantaba junto a la tragaperras, pedía un cafe y se ponía a jugar. Se pasaba las horas en  una espiral enfermiza de tin,tin,tin y clinch,clinch,clinch, avance. Si te quedabas mirando la máquina mientras jugaba, se ponía super-nervioso, sudaba, se le caían las monedas.Si se quedaba sin pasta, desenchufaba la máquina y salía a lo Carl Lewis buscando un cajero. La situación era muy cómica.

Llevaba algunos meses sin coger un lápiz,  pero aquella escena que se repetía cada día me transmitía algo y me puse a dibujarla. Hacía un boceto en el comandero. Lo rompía. Al día siguiente, lo mismo. Una y otra vez. Día tras día. Hasta que varias semanas después me salió lo de arriba.

Probablemente, los ilustradores y dibujantes con estudios os tiréis del pelo al ver ese dibujo horrible y primitivo. Incluso a alguno os sangrarán los ojos. Pero para mi fue muy importante plasmar eso. Me sentía muy dichoso. Los lápices me sentaban bien.  Ordenaban las cosas. Las explicaban. Me relajaban.

Mientras el mundo se hacía pedazos a mi alrededor, la unica puta cosa que me hacía tener la mente en blanco era dibujar.

Y me agarré a eso.