miércoles, mayo 06, 2015

Peta Zetas, chinos y canutos.

5 de Febrero de 2007.

Querido diario.

El año pasado vivía con mi hermano y un amigo en un piso por la zona de la Plaza de Toros, que más que un piso parecía una discoteca, porque les dio por comprar luces, máquinas de humo, columnas de altavoces etc Hasta había una mesa de D.J. en mitad del salón. Muchas noches, en las que estábamos haciendo nada, nos poníamos a jugar a la Play hasta las tantas, fumando canutos, diciendo tonterías, divirtiéndonos al fin y al cabo. Tenía unas cajas de zapatos llenas de cogollos, así que muchas veces fumábamos tanto que a las tres o las cuatro de la mañana alguno tenía que bajar a comprar algún dulce, porque teníamos la tensión por los suelos. Una noche bajé al chino, pillé unas palmerillas de chocolate y compré unos Peta Zetas. En el paquete de Peta Zetas ponía que si mandabas un dibujo te mandaban una camiseta, y bueno, con el cachondeo y la pálida que tenía, hice este dibujo en cinco minutos, lo mandé al Señor Peta Zeta y me olvidé del asunto.

A las semanas llegó el cartero con un paquete con la camiseta y la siguiente nota:

"Hola amigo! ¡Hemos recibido tu dibujo y nos ha gustado mucho! Aunque la promoción SE ACABÓ EL AÑO PASADO como tu dibujo es muy bonito hemos decidido mandarte igualmente la camiseta de Peta Zetas. ¡Muchas gracias y hasta pronto!"

Nos estuvimos partiendo el culo de risa una semana.